Variedad: 100 % Moscato.

Elaboración: El vino base es clarificado, decantado y filtrado (listo para ser colocado en deposito, donde se ha preparado la base de las levaduras seleccionadas, con la adición de azúcares y sales minerales para favorecer su actividad.
La fermentación que se produce es muy rápida, normalmente alrededor de 15-20 días. Para obtener una mejor calidad alargamos este período de permanencia sobre las levaduras. A continuación, el vino espumoso se pasa a otro deposito mediante filtración en un entorno isobárico, es decir, en sobrepresión, para evitar la pérdida de Dióxido de Carbono.
El vino espumoso se somete a una baja temperatura de refrigeración, lo que provoca la precipitación del Acido Tartárico; luego se vuelve a filtrar y posteriormente se dosifica con jarabe de azúcar siempre en condiciones de temperatura constante y ambiente isobárico, y, nuevamente en estas condiciones, se embotella y tapona.

Nota de cata: Vista; amarillo pajizo, brillante. En nariz; aromas característicos de la uva moscatel. En la boca; es dulce fresco, suave y fácil de beber.

Categorías: ,

Comparte